RSS

Freno al arepazo

25 May

Control de precios amenaza la presencia de la harina precocida. Se incrementan las compras nerviosas de la harina en los mercados. Nicolás Constantino, representante de la industria, dice que operan en condiciones satisfactorias. Alerta que la regulación de precios y el aumento del costo de la materia prima amenazan la producción.

Ante el problema de la escasez de harina de maíz precocida que se ha presentado en los últimos meses, el gobierno nacional decidió inspeccionar detalladamente las plantas encargadas del rubro.

El pasado martes 22, funcionarios del Instituto Para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y los Servicios (Indepabis) se presentaron en la planta de Alimentos Polar, a fin de redireccionar sus estrategias de distribución de la harina.

Según el coordinador del Indepabis en esta entidad, Juan Escorcha, en el caso de Polar, la planta realiza la mayor parte de sus despachos a pequeñas bodegas. Esto repercutiría en la escasez del producto que puede observarse en grandes abastos y supermercados.

NIVELES NORMALES
Por su parte, el presidente de la Asociación Venezolana de Industriales de la Harina de Maíz (Venmaíz), Nicolás Constantino, señaló que la distribución se realiza con normalidad. Asegura que la producción se ubica en el promedio normal, con algunas variaciones.

“El Indepabis viene revisando si se está despachando más producto al detal (pequeños negocios) y puede que eso suceda en una oportunidad pero no siempre es así, puede ser que pase un mes pero no es un regla”, afirmó.

Además, para Constantino, el problema de escasez radica en gran parte en las compras nerviosas que realizan los consumidores, lo cual impide que la oferta del producto se estabilice.

“Redireccionar la distribución del producto no solucionará el problema. El gobierno busca hacer llegar la harina a negocios que son más sensibles a su ausencia como las grandes cadenas de supermercados, pero perjudicará a los pequeños establecimientos”, dijo el presidente de Venmaíz.

CONTROL DE PRECIOS
El gran escollo al que se enfrentan los productores es el control de precios establecido por el gobierno. Actualmente, el kilo de harina tiene un costo de 4,06 bolívares y ya el año pasado los representantes de la industria habían solicitado un precio de 5,42 bolívares. Ello con el fin de no producir a pérdida como actualmente sucede.

No obstante, este año el precio de la materia prima subió considerablemente, según informó Constantino. “El gobierno subió el costo de la materia prima en un 46%. En septiembre habrá una nueva cosecha y va a ser necesario ajustar el precio de la harina incluso sobre el precio que solicitamos anteriormente”.

Por otra parte, un nuevo problema se añade a la situación debido a la nueva Ley Orgánica del Trabajo (LOT). “Todavía no tenemos claro cuál va a ser su impacto en áreas del proceso de producción como el transporte y el empaque. Existe una gran incertidumbre y ni siquiera sabemos qué precio solicitar al gobierno para el ajuste”, explicó Constantino.

El representante de Venmaíz recalcó además la expectativa que tiene el sector para que el Gobierno revise los precios. “Cuando vean lo que cuesta la materia prima y lo comparen con el precio de venta de la harina, no les quedará otro camino que realizar el ajuste. De lo contrario entraríamos en una situación extremadamente grave”, concluyó.

Cortesía de: Talcualdigital.com

 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 25, 2012 en Nacionales

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: