RSS

Política agrícola todavía sin germinar

14 May

Los planes que se ha propuesto el Gobierno para el desarrollo del campo no han logrado que el país alcance la soberanía alimentaria.

imageRotate
El maíz es uno de los rubros que ha reducido su producción
EL UNIVERSAL

Caracas.- “Venezuela será una potencia agrícola”, según lo ha asegurado el presidente Chávez en incontables oportunidades, sin embargo, aún los resultados del campo nacional distan de acercarse a la meta.

Alcanzar la “soberanía alimentaria” elevando la producción nacional y reduciendo la dependencia de las importaciones agrícolas, era el fin último de toda la política agrícola que se comenzó a desarrollar desde 1999.

Los primeros planes estuvieron enfocados en fortalecer la producción de los “rubros bandera”: arroz, maíz, café, cacao, palma aceitera y ganadería de doble propósito (leche y carne). Con esa distinción, se aseguraban recursos y políticas de estímulo para el despegue de esos rubros. Esto se acompañaría con agroindustrias estatales que potenciarían la fabricación de alimentos básicos.

Le siguieron otros anuncios, la instalación de los fundos zamoranos, el desarrollo de los conucos, los cultivos organopónicos y el programa de Saraos y Saraitos. Los resultados de estos planes poco han aportado al objetivo de impulsar al agro.

En materia legal se aprobó vía habilitante la Ley de Tierras, que se ha usado para el “rescate” de 3,6 millones de hectáreas que pasaron a manos del Estado.

El financiamiento también se ha incrementado tanto desde el sector público como del sector privado, y este año se planteó además la creación de un fondo para que el Gobierno maneje parte de la cartera agrícola y así pueda aumentar la asignación de recursos al campo.

En el papel parece que se completaron las condiciones que establecía el Gobierno para poder llevar a este país a ser una potencia agrícola, pero en la realidad la producción no ha repuntado.

Aunque se cambió el concepto de cómo debe desarrollarse el campo y hacerlo productivo, ciertos temas básicos como la vialidad, el riego, el financiamiento oportuno o la entrega de insumos en el momento adecuado han fracasado.

Los rubros bandera hoy están en declive, e incluso se acude a las importaciones para completar el consumo nacional. Rubros en los que en 2008 el país era autosuficiente como maíz blanco, arroz y café hoy son importados para compensar el déficit de la producción.

La política de precios, que ha restado rentabilidad a la labor del campo, ha reducido la superficie de cosecha y la producción, cuestión que no se revertirá hasta que no se cambien algunas estrategias. Los productores aseguran que con una política de precios acertada y con mayor seguridad jurídica, comenzarían a verse los cambios.

En el caso del arroz los productores estiman que para llegar a los niveles de 2008 y poder abastecer el mercado con la cosecha nacional se requerirán dos años. En café se necesitarían de cuatro a cinco años para volver a convertir a Venezuela en un país que se autoabastece con su producción de café.


 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 14, 2012 en Nacionales

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: